¿Seleccionamos o nos seleccionan?

Con el fin de ofrecerte un mejor servicio, PMFARMA utiliza cookies. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas.  Acepto
Home » Artículos » ¿Seleccionamos o nos seleccionan?
Enviar a un amigo
Enero 2017
¿Seleccionamos o nos seleccionan?
Por
Raquel Morano. Directora de Recursos Humanos España y Portugal. Bausch & Lomb.

El pilar clave dentro del área de selección, es la de atracción del Talento. No es un mito, el mayor valor de las compañías son las personas que lo forman, queremos a los mejores en el equipo y que se queden mucho tiempo. Para ello, preparamos a la organización para que la marca sea atractiva cuando nos consultan como empresa empleadora, es el famoso “employer branding” y para los que ya forman parte de la casa, se sientan orgullosos por pertenecer a ella.


Esta línea estratégica, es clave tanto para la atracción del talento externo como para la retención del talento interno. Sentir que formas parte de una empresa reconocida en donde todos quieren entrar a trabajar, incrementa exponencialmente la voluntad de los empleados por permanecer en ella.

Los candidatos cada vez más, analizan y examinan muy bien la empresa a la que van a entrar, o que se han interesado por ellos. Esta imagen inicial, es clave para “enganchar” al candidato desde el principio. Sus ganas de querer formar parte de ese equipo, hará que su participación en el proceso de selección sea de alta calidad.

El alto nivel de reputación que buscan los candidatos en las empresas donde emprender un proyecto nuevo, hace que trabajemos más que nunca en esta dirección, sin duda alguna, los procesos de selección se vuelven mucho más exigentes si las personas desean entrar en tu empresa.

Con la llegada de la generación “millenniams” los procesos de selección han dado un vuelco importante, a través de la adaptación de los medios que utilizamos para atraer al talento. Tenemos que hablar su mismo idioma,  emplear visuales mucho más cercanos a su realidad si queremos resultar atractivos para el nuevo talento. 

Tenemos que romper el terrible mito de la “temida entrevista de selección”, no se trata de hacerle pasar un mal rato al candidato, ni de poner sus nervios a prueba, se trata de sacar lo mejor de la persona a la que entrevistamos, y procurar que ese rato sea una experiencia positiva. El concepto muchas veces está equivocado, evidentemente los candidatos buscan ofertas y oportunidades que está en nuestra mano, como empleadores, decidir si darla o no, pero al mismo tiempo, queremos que la persona a la que le vamos a ofrecer la oportunidad nos diga que sí y ser capaces de atraer el talento.

Cuando acudimos al mercado directamente y tocamos al talento de otras compañías, nuestra tarjeta de presentación es la marca, es lo que nos abrirá la puerta y dará la oportunidad de poder explicarle más sobre el puesto para el que le hemos tocado. Tras una marca tiene que haber un proyecto, retador y motivante para que el candidato fije su atención ahora en nosotros, y movamos en él un deseo de cambio. Por este motivo, trabajar la marca es muy importante, y ser capaces de reflejar la misión, visión y valores de la compañía es clave para cuando nos consulten.

Para quedarnos con el mejor talento, una de las claves es que el proceso de selección sea lo más rápido posible, cuanto más se dilata un proceso en el tiempo mucho, más talento se pierde en el camino y más baja el interés del candidato.

En Bausch & Lomb, buscamos a través de las experiencias pasadas del candidato, previsiones de comportamientos futuros y por tanto el encaje en las competencias y habilidades del puesto que buscamos,  clave además para identificar su encaje con la cultura y visión de la compañía.

Las experiencias vividas, los aprendizajes, las frustraciones, las iniciativas del candidato nos permiten conocer cómo es la persona que estamos entrevistando, qué nos puede aportar como profesional y qué le podemos aportar desde Bausch & Lomb como Compañía.

Nuestros procesos de selección se hacen siempre con el manager del negocio o del departamento al que vaya formar parte, de manera que en un mismo impacto, podamos medir el encaje cultural, competencias y habilidades del candidato, con sus conocimientos técnicos propios del puesto.

Para Marta Real HR Business Partner -foto firma a la izquierda- una de las claves en nuestros procesos de selección, además de evaluar las competencias, requisitos técnicos y de conocimientos necesarios para cada puesto de trabajo, es la identificación de aquellos comportamientos con los que valoramos el encaje en la cultura Bausch.

Toda persona que integra la compañía aporta parte de su ser, su forma de hacer las cosas, por lo que es importante que esa forma de ser esté alineada con los principios y valores que sustentan nuestra cultura interna. Una de nuestras máximas en el departamento de RRHH es trabajar para que las personas que integran la compañía convivan de forma armónica en un buen clima laboral, por lo que el cómo actuamos cada uno de nosotros, y cómo nos relacionamos con los demás, cuenta.

 “Ninguna empresa puede ser mejor o peor que las personas que la integran” Kaoru Ishikawa.

Si seleccionamos a personas cuyos valores per sé se adecúan a nuestra cultura, que por naturaleza “son así”, todo proceso posterior fluye de forma más ágil, incluso en situaciones difíciles el comportamiento es más predecible y alineado y se hace más sencillo remar todos a una. No se trata sólo de seleccionar talento, sino talento que cumpla los requisitos culturales que le hacen buen profesional y buen compañero en el entorno Bausch + Lomb.

Pese a que fomentamos un estilo de atención plena, somos conscientes de que un gran porcentaje de nuestros actos, comportamientos y actitudes provienen de la forma de ser individual, de lo que cada uno “llevamos dentro”;  por eso nos decantamos por un estilo de entrevista mixta, donde en la parte abierta el candidato nos puede aportar mucha información relativa a su personalidad, y es precisamente en esta parte en la que ahondamos en comportamientos o cuestiones situacionales que nos hacen ver la acción/reacción natural de la persona, y nos ayudan a valorar el encaje cultural.

En nuestra compañía qué haces y cómo lo haces van de la mano, tienen la misma relevancia, por lo que nos interesan los logros del candidato, pero igual de importante es el cómo los ha conseguido.

Una selección de personal exitosa ahorra una cadena de situaciones problemáticas a futuro, siendo la más compleja el coste motivacional para compañeros del equipo en el que se integra, además de los grandes costes que impactan al negocio. La política de selección de la compañía es uno de los pilares estratégicos de nuestro departamento de Recursos Humanos, y contamos con el fuerte compromiso e implicación de todos los managers de nuestras líneas de negocio en la detección y selección del perfil Bausch.

Deja tu comentario

Nombre
Email

Enviarme un email cuando alguien conteste a este tema.
Por favor, indica un email válido. Si no deseas recibir una alerta por email cuando alguien conteste a este tema desactiva la casilla superior.
Comentario:
Has introducido muy poco texto.

 Cambiar código
Introduce el código antispam que ves a la izquierda.
Código:
Introduce el código antispam que ves a la izquierda.




PMFARMA se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere fuera de tema, ofensivos o que atenten contra la integridad de personas físicas o jurídicas. PMFARMA no hace ningún uso de los datos facilitados en este formulario más que prestar el servicio de notificación de alerta.