Nuevas tecnologías en el entorno sanitario

Con el fin de ofrecerte un mejor servicio, PMFARMA utiliza cookies. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas.  Acepto

Ver por categoría:
Enviar a un amigo
Abril 2018
Nuevas tecnologías en el entorno sanitario
Por
Pedro Manzano. Director IT. Grupo Saned.

Cuando hablamos de blockchain inconscientemente lo asociamos a bitcoin, la controvertida criptomoneda, pero si superamos esta barrera vemos las posibilidades que esta tecnología de cadena de bloques puede aportar al entorno sanitario.


¿Qué es blockchain o “cadena de bloques”?

Se denomina blockchain o “cadena de bloques” a una enorme base de datos en la que los datos (los bloques) están relacionados y cifrados para proteger la seguridad y privacidad de los movimientos. Es, en otras palabras, una base de datos distribuida y segura, o lo que es lo mismo: un conjunto de datos almacenado de manera sistemática siempre dispuesto a ser utilizado que se puede aplicar a todo tipo de transacciones o procesos.

Esta “cadena de bloques” tiene que cumplir una condición. Esta condición es que debe tener varios nodos (usuarios) que se ocupen de validar estos movimientos haciendo así que el registro del bloque se anote en la base de datos.

El proceso para realizar una solicitud de transacción podría simplificarse en estos pasos:

1. Validación.
2. Anexión de nuevos bloques.

En resumen, la tecnología blockchain permite realizar transacciones de forma fiable y segura sin la necesidad de emplear intermediarios, lo que agiliza y reduce los costes de las operaciones.

Blockchain permite la creación de “cadenas de bloques” públicas y privadas, sin permisos (transacciones libres) y con permisos (procesamiento de transacciones por una lista predefinida de agentes identificados). En el sector sanitario solo se pueden contemplar estas últimas ya que los datos que se manejan requieren el control y la seguridad que ofrecen estos permisos.

Una de las características principales de la tecnología blockchain es eliminar los intermediarios, si todos los miembros de la cadena tienen la misma información esta es cierta.

Ahora existe un debate abierto sobre si en un entorno controlado podría dar solución a dos de los retos más importantes que a diario tiene que afrontar la industria farmacéutica.

• ¿Podría blockchain ser capaz de evitar la falsificación de medicamentos?
• ¿Sería capaz de generar un repositorio de información sanitaria de pacientes accesible a la industria farmacéutica?

¿Podría blockchain ser capaz de evitar la falsificación de medicamentos?

Las farmacéuticas podrían crear blockchains privadas implicando a todos los elementos que entran en juego en el flujo de distribución del medicamento, (agentes productores, entidades certificadoras, distribución y venta) implementándolos en todos los nodos de la cadena.

Cuando se fabrique un medicamento, generaría un código único codificado que contendría toda la información desde su origen, fecha de fabricación, componentes, etc. Cuando uno de los nodos (agentes) acceda a este medicamento se generará otro hash (código único) que se relacionaría con el anterior garantizando así la trazabilidad completa del medicamento en todo el proceso desde su creación.

Esto supondría para la farmacéutica poder verificar todos sus productos teniendo un control total sobre ellos en todas las fases del proceso, garantizando el registro de la propiedad intelectual y la certificación del origen de los medicamentos.

¿Sería capaz de generar un repositorio de información sanitaria de pacientes accesible a la industria farmacéutica?

Sin lugar a dudas una de las más beneficiadas de esta nueva tecnología será la gestión de la información sanitaria de los pacientes. Esta información se descentralizaría, con la seguridad de que nadie que no esté autorizado pueda acceder a ella, garantizando la trazabilidad de los cambios y modificaciones, así como disponibilidad para todos aquellos sistemas y profesionales de la salud a los que el paciente haya autorizado el acceso.

Blockchain podría facilitar a la industria farmacéutica el acceso a la información de una cadena de usuarios. Una serie de pacientes podrían compartir la información personal sobre su salud con organismos o instituciones interesadas en analizar datos, realizar investigaciones, etc, permitiendo a estas analizar comportamientos, evoluciones, diagnósticos de estos pacientes para desarrollar un producto.

La “cadena de bloques” permitiría al paciente ser directamente propietario de los datos sobre su salud teniendo la total libertad para ceder de manera altruista los mismos para iniciativas de investigación o incluso, poder percibir una retribución económica a cambio de la información sobre su salud.

Estos son solo dos ejemplos de lo que esta nueva tecnología es capaz de hacer en el entorno sanitario, pero también podríamos hablar de gestión de pagos o el inevitable cambio de las relaciones entre hospitales e industria farmacéutica.

Si finalmente el sector sanitario decide implicarse y bajan los costes de implementar esta tecnología,blockchain puede provocar una revolución en este sector.

Deja tu comentario

Nombre
Email

Enviarme un email cuando alguien conteste a este tema.
Por favor, indica un email válido. Si no deseas recibir una alerta por email cuando alguien conteste a este tema desactiva la casilla superior.
Comentario:
Has introducido muy poco texto.

 Cambiar código
Introduce el código antispam que ves a la izquierda.
Código:
Introduce el código antispam que ves a la izquierda.




PMFARMA se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere fuera de tema, ofensivos o que atenten contra la integridad de personas físicas o jurídicas. PMFARMA no hace ningún uso de los datos facilitados en este formulario más que prestar el servicio de notificación de alerta.