La industria biotecnológica factura $139.400 millones en 2016, un 7% más

Con el fin de ofrecerte un mejor servicio, PMFARMA utiliza cookies. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas.  Acepto

Celebramos 25 años

Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
05 Oct. 2017
La industria biotecnológica factura $139.400 millones en 2016, un 7% más

La facturación de las industrias tecnológicas alcanzó los 139.400 millones de dólares en 2016 (unos 118.356 millones de euros), lo que supone un incremento anual del 7% y muestra una desaceleración comparado con el incremento del 13% de 2015, según se desprende del estudio Biotechnology report 2017: Beyond Borders de EY.

A pesar del aumento del volumen de negocio y al creciente esfuerzo inversor en I+D por parte de las empresas, el beneficio neto de la industria registró una caída del 52% en 2016, hasta los 7.900 millones de dólares (unos 6.700 millones de euros), frente a los 16.600 millones de dólares (unos 14.090 millones de euros), un 15% más, registrados en 2015.

Por su parte, la financiación obtenida por las empresas del sector registró un retroceso del 27%, unos 51.100 millones de dólares (unos 43.380 millones de euros), en el primer descenso sufrido en cuatro años.

Este comportamiento, según el estudio de EY, se debe por un lado, a que las empresas se enfrentan a la aparición de nuevos modelos de negocio en la industria, y por el otro, al enfriamiento de las expectativas en los mercados de capitales en EEUU y la UE, la caída de las valoraciones de la industria y la creciente presión ejercida sobre los precios de la innovación por parte de los pagadores.

Para la socia responsable de Life Sciences de EY, Silvia Ondategui, a nivel global, la industria biotecnológica "tiende a la estabilidad", con crecimientos más moderados que en años anteriores pero con una "propuesta de valor sólida" y con "proyectos atractivos". Además, asegura que se establecerán "alianzas estratégicas interesantes" en las que la innovación biomédica se combinará con técnicas de 'data analytics' para aportar un "mayor valor al paciente".

En un entorno con mayores restricciones del acceso al capital "tradicional", debido a los cambios regulatorios, la incertidumbre respecto a la reforma sanitaria de la Administración Trump y el descenso en el flujo de liquidez desde Asia, los fondos de 'venture capital' se mostraron "muy activos" en las rondas de financiación de las etapas más tempranas de los nuevos 'players' del sector, según explican desde EY.

Estos inversores desembolsaron 3.600 millones de dólares (unos 3.055 millones de euros) en capital semilla y en rondas de Serie A (las primeras tras el capital semilla).

Ante las dificultades que existen en los mercados de Occidente, las biotecnológicas estudian Asia, en concreto China, como fuentes alternativas de financiación. El sector también se encuentra a la búsqueda de recursos adicionales de capital innovación, destinado a empresas con ingresos inferiores a los 500 millones de dólares (unos 424 millones de euros).

LA INVERSIÓN EN I+D CRECIÓ UN 12%, HASTA 45.700 MILLONES DE DÓLARES

La inversión de las compañías de la industria en I+D, uno de los indicadores clave del estado de salud del sector, aumentó un 12% y alcanzó un nuevo récord histórico de 45.700 millones de dólares (unos 38.800 millones de euros) en 2016.

Pese al esfuerzo inversor, las dudas sobre la capacidad de las empresas para rentabilizar sus innovaciones, unidas a la caída en la aprobación de nuevos medicamentos (en EEUU, hasta un 51% menos) y la incertidumbre sobre el futuro del mercado, redujeron la capitalización bursátil de las empresas biotecnológicas hasta los 863.000 millones de dólares (unos 732.768 millones de euros), un 17% menos.

Es la primera vez en tres años que el valor de la industria cae por debajo del billón de dólares (unos 849.000 millones de euros). Sólo en EEUU, 29 compañías perdieron cada una más de 1.000 millones de dólares (unos 849 millones de euros) en el mercado.

La actividad en el segmento de fusiones y adquisiciones se mantuvo fuerte, con 79 operaciones por valor de 94.400 millones de dólares (unos 80.133 millones de euros). Estas cifras representan un descenso interanual del 12% en el número de transacciones, frente a las 89 registradas en 2015, y son inferiores a los más de 100.000 millones de dólares (unos 84.895 millones de euros) que se movieron el año anterior.

No obstante, 2015 fue un año de récord para las operaciones corporativas en la industria biotecnológica y 2016 representa la segunda mejor cifra de la historia para el sector. El 17% del valor de todas las operaciones corporativas de 2016 en el sector biotecnológico son acuerdos de capital vinculado a objetivos que podrían no materializarse.

Desde EY proponen a las empresas una serie de medidas para combatir las fuentes de inestabilidad global entre las que destacan mostrarse firmes en sus convicciones, cambiar volúmenes por valor, adoptar la disrupción digital, adaptarse a menores retornos de la inversión en I+D, explotar las diferentes opciones disponibles y equilibrar la esperanza y la calidad de vida.

Mercado  



Deja tu comentario

Nombre
Email

Enviarme un email cuando alguien conteste a este tema.
Por favor, indica un email válido. Si no deseas recibir una alerta por email cuando alguien conteste a este tema desactiva la casilla superior.
Comentario:
Has introducido muy poco texto.

 Cambiar código
Introduce el código antispam que ves a la izquierda.
Código:
Introduce el código antispam que ves a la izquierda.




PMFARMA se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere fuera de tema, ofensivos o que atenten contra la integridad de personas físicas o jurídicas. PMFARMA no hace ningún uso de los datos facilitados en este formulario más que prestar el servicio de notificación de alerta.